Home > Ministerios >
.


Seminario sobre vida saludable
Nutricionista Eloisa Huaringa

    


MENSAJE PRO-SALUD -Licenciado Oscar Sande



Mente sana en cuerpo sano 
dan una mejor adoracion a Dios


 

“El consumo de té y café perjudica también el organismo.
Hasta cierto punto, el te intoxica.
 
Penetra en la circulación y reduce gradualmente la energía del cuerpo y de la mente. Estimula y excita, aviva y apresura el movimiento de la maquinaria viviente, imponiéndole una actividad antinatural, y da al que lo bebe la impresión de que le ha hecho en gran servicio infundiéndole fuerza.
Esto es un error. El te sustrae energía nerviosa y debilita muchísimo.

Cuando desaparece su influencia y cesa la actividad estimulada por su uso, ¿Cuál es el resultado? Una languidez y debilidad que corresponden a la vivacidad artificial que impartiera el te…

el té es venenoso para el organismo. Los cristianos deben abandonarlo

a los que beben té y café, los denuncia su rostro. Su piel pierde el color y parece sin vida. No se advierte en el rostro resplandor de salud.”

 
Testimonios para la Iglesia Tomo II, Pág. 59